Home

481182_10151636278496414_1342086747_nVera von Lehndorff nacio en la Prusia Oriental.Su padre,oficial del ejercito aleman fue ejecutado por su participación en la conspiración de Julio 1944 en el atentado contra Adolf Hitler,su madre fue enviada a un campo de trabajos forzados. Vera y sus dos hermanas Nona y Gabriele vinieron por unos meses en un hogar de niños en el SS Borntal.

Estudió arte en Hamburgo y posteriormente se mudó a Florencia, donde el fotógrafo italiano Ugo Muglas la descubrió cuando Veruschka tenía sólo 20 años. A partir de entonces, se convirtió en modelo a tiempo completo. En París conoció a Eileen Ford, director de la famosa Ford Modeling Agency. En 1961 trasladó su residencia a Nueva York, donde trabajó para la Stewart Modeling Agency y vivió una época de reinado en el sector al ser la chica con más portadas expuestas en las paredes de la agencia. Sin embargo, no tardó en volver a afincarse en Múnich.

Su aparición en 1966 en la película de culto Blow Up, dirigida por Michelangelo Antonioni, también supuso un gran impulso en su carrera como celebridad.

Veruschka se asoció con Salvador Dalí y el fotógrafo Peter Beard, quien se la llevó a Kenia. Allí le pidió que se dejara pintar el cuerpo con betún negro para mimetizarse con la naturaleza salvaje; fue entonces cuando la joven diosa descubrió la posibilidad de encarnar animales, vegetales y minerales en unas «performances» artísticas que trascendían la moda y no necesitaban más imaginación que la suya y la del fotógrafo. Sin intermediarios ni editores. Tardó semanas en eliminar la pintura.

Richard Avedón llegó a considerar a Vera Lehndorff, como se hace llamar actualmente, la mujer más bella del mundo. Su 1,85 de altura, sus desmesuradas manos y pies, la han convertido en una mujer poco común. Pero aparte de su belleza indiscutible y su físico imponente, ella tiene una presencia que hace que la cámara se rinda ante su imagen. Veruschka es mucho más que una modelo. De grandes ojos azules, esta gran mujer conserva a sus casi 70 años todo su poderío y es invitada de honor en diversas pasarelas.

Veruschka todavía se sube a las pasarelas hoy en día, aunque no asiduamente. Fue invitada como modelo al Festival de la Moda de Melbourne en el año 2000. En octubre de 2010, con 71 años, hizo de modelo durante la semana de la moda de Londres para la colección de otoño de Giles Deacon.