Home

jean_fracois_jonvelleJean-François Jonvelle (1.943-2.002) fue ante todo un apasionado por las mujeres, y su oficio de fotógrafo de moda y publicidad le permitió rozar de forma regular aquello que ama. Su libro “Fou d’elles” (ediciones La Martinière), refleja los instantes de intensa emoción, de complicidad, de pasión que en ocasiones existe entre el fotógrafo y su modelo.

Su vida se articuló alrededor de la mujer. Siendo adolescente fotografiaba a su hermana y amigas. El futuro se perfilaba ya. Fue colaborador habitual en revistas como “Marie Claire” y “Elle”, firmó numerosas campañas publicitarias (Dim, Lewis…), pero estos encargos no le impidieron continuar con su trabajo de investigación personal.
– “Si deseo fotografiar a una mujer, es preciso que se cree una senda, una corazonada. El juego de la seducción entra en escena. Llega la complicidad, la connivencia entre los dos. Es preciso llegar a este estado para realizar buenas fotografías. Debe haber conocimiento, sentirse bien juntos. Así la modelo puede posar y yo puedo fotografiar. Antes de comenzar lo que sea, es preciso que haya un clima de confianza absoluta. De otra manera no puedo trabajar”.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Así le gustaba trabajar, con sencillez, sin grandes parafernalias, ni complicadas producciones. Creando el clímax adecuado y estableciendo esa complicidad con sus modelos.

Jean-François Jonvelle (1943-2002), empezó su carrera como fotógrafo la edad de 20 años, trabajando como asistente del gran Richard Avedon. Posteriormente se independizó y empezó a trabajar por su cuenta, rodeado siempre de las mujeres a las que amaba (su abuela, su madre, su hermana, su esposa, etc.). Dejando su imprenta en muchas revistas y pósters de los 80’s. Influenciado por pintores y artistas como Bacon, Schiele, y las películas de Mankiewicz, Lubitsch, Fritz Lang, Orson Welles, Arthur Penn, Minnelli, Hitchcock, Marcel L’Herbier, y más recientemente “Brasil” de Terry Guillian (película que admitió haber visto en once ocasiones).

531989_557730567579379_741240535_n“Cuando fotografío a una mujer, quiero que sepa que es la más bella del mundo, porque una mujer que se siente bella, es ciertamente la más hermosa del mundo. Mi felicidad está también en no haber coartado jamás mi libertad, ni haber perdido la frescura, mi instante…”