Home

438240Barry Levinson en 1.986 este director lanzó “Buenos Días Vietnam“, protagonizada por un joven pero inmensamente talentoso Robin Williams,inspirada en los hechos de la vida real del locutor de radio durante la Guerra De Vietnam, Adrian Cronauer. Tomándose muchas licencias creativas frente a la historia real, la película dirigida por Levinson es fácilmente catalogada como una comedia, pero la verdad es que mucho más profunda de lo que a simple vista parecería ser.

adrian-cronauer_thumb

adrian cronauer

La guerra, cualquiera que sea, es un hecho desastroso y horrible, que contrae muchas consecuencias para todo el mundo involucrado, la mayoría de ellas no deseadas. En medio de ese caos, Adrian Crouer fue un locutor de una emisora en ese conflicto, que inspiró y ayudó a los soldados a seguir adelante, en su misión. No era él una persona pacifica que estuviera en contra de la guerra, la verdad su papel en ella era la de apoyar a los soldados, darles ánimos a seguir adelante y, en ese sentido, está una película con un contenido político muy fuerte, al sentar claramente una posición sobre ella.

Las fotos a continuación ofrecen una mirada retrospectiva a la guerra de Vietnam de la escalada de la participación de EE.UU. en la década de 1960 con la caída de Saigón en 1975.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.


En la vida real, Crouer no era tan gracioso y encantador como el personaje de Williams, quien posee una energía verdaderamente envidiable y casi inagotable. Su carisma es atrapante y su genio cómico es inigualable, y la verdad es que es muy fácil encariñarse con él, y sentir mucho apego a su personaje, logrando ponernos de su lado. No obstante, vista la película hoy en día, es imposible olvidar que su papel en esta guerra de carácter imperialista, que conllevó una de las peores masacres de toda la humanidad. Por eso es que es una película difícil de ver.

Absolutamente magistral fue el tratamiento que Levinson dio en ese sentido al film, puesto que logra hacernos reír y gozar con el personaje principal; pero pasado un tiempo nos recuerda en qué momento y en qué condiciones estamos, las que no deberían causarnos ninguna gracia. Las bombas, los atentados terroristas y las masacres, son todos elementos que empiezan a hacerse sentir a medida que la historia avanza. Hay una secuencia hermosa con la hermosa música de Louis Amstrong “What a Wonderfull World”, en la que el director muestra los horrores que los hombres a los que Crouer anima, terminan haciendo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s