Home

Lonesomeville

14

Las imágenes que ven aquí son parte de un proyecto que comenzó como un “homenaje” a las fotografías de EJ Bellocq de las trabajadoras en burdeles de Storyville (barrio de New Orleans). Eran mujeres que trabajaban en la prostitución,  pero había algo en Bellocq  que las hizo sonreír. A pesar de que no lo están en las fotografías.

Mi descripción del proyecto a las modelos potenciales era simple. Les envié algunas de las imágenes que Bellocq había tomado. Les pedí que llevaran  ropa que pudiera aproximarse a los trajes que veían allí, ropa o cosas de época o de aspecto vintage, por lo menos, que no parecieran actuales. También les aclare que teníamos que disparar en la forma que lo hacia Bellocq, imitando los tiempos de exposición largos, manteniendo posturas durante cinco o seis segundos. Quería capturar ese tipo de torpeza digna que vi en sus fotografías.

Empecé por hacer un juego de fotografías que podría ser algo parecido a las que hizo Bellocq  y así seguí simplemente. Una lienzo caído y unos cuantos accesorios, una vieja silla de café, un sofá una pequeña mesa, y otras cositas que había recogido.

Dispare primero con una modelo con la que había trabajado antes y que estaba familiarizada con lo que yo estaba tratando de hacer. Y de inmediato supe que el proyecto funcionaria.

Y así fue que cada una de las mujeres con las que trabajé se convirtió en un personaje y un director de fotografía. Trabajamos con lo que trajeron a la sesión. Yo les daría un mínimo de instrucción y dejar que ellas comienzan a crear. El proceso fue lento, más lento de lo que estaban acostumbrados con los fotógrafos digitales, y como las Polaroids, había un montón de tiempo para hablar. Era una manera interesante y maravillosa para trabajar.

Lo que se ve aquí es algo de lo que hemos hecho.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Hace un par de años, acababa de descubrir una nueva forma de trabajar con películas Polaroid 669. Y así fue como yo lo hice, Polaroid hizo el anuncio de que dejarían de producir la película. Hasta ahora, sin embargo, la película ha estado disponible aquí y allá, y he tenido un buen suministro para trabajar a pesar de que la calidad de los tintes de la película ha comenzado a deteriorarse rápidamente. Ahora, sin embargo, ya se ha agotado. Mi alimentación se ha secado. Después de la pequeña cantidad que he acumulado no habrá más imágenes hechas de esta manera.

William Schmidt

bellocq_jpg1

Una vieja cámara perdida en un cajón puede ser el apólogo de la historia de un genio y su mar de imágenes celestiales.

Esta es la historia de uno de esos genios, un vampiro de la luz que escribía imágenes en cristales de 8×10 bañados con bromuro de plata en la luminosa oscuridad de fumaderos de opio o prostíbulos, para el que la historia se guardo una carta en la inasible manga de un sillón escurridizo e invisible tras el alma de la secreta memoria de unas noches con vida eterna que nunca imaginaría publicadas.

Este tipo se llamaba Ernest James Bellocq y nació en 1873 en una familia blanca y rica del barrio francés de Nueva Orleans.

Empezó siendo fotógrafo aficionado antes de instalarse por cuenta propia. Trabajó en Nueva Orleans a principio del siglo XX. Sus trabajos fotográficos versaban sobre paisajes o fotografía industrial de encargo, pero lo que vamos a tratar son otros trabajos, los más personales en el barrio de Storyville ,retratando a personajes en los fumaderos de opio y en los ambientes de la prostitución legalizada del barrio rojo.

Murió en 1949 sin el reconocimiento de su obra fotográfica hasta después de su muerte.

Anque después de su muerte, la mayoría de sus negativos y las copias fueron destruidas, buscando la verdadera muerte del artista, que es el olvido, es muy posible que fuera su propio hermano León Bellocq, un austero jesuita.

Él y su obra volvieron a nacer cuando se encontraron unos negativos escondidos en un viejo sofá después de muchos años, en el 58 y por un joven fotógrafo llamado Lee Friedlander, que los rescató y los pudo comprar en 1966 recuperando así su trabajo más reconocido, que consiste en 89 desnudos del año 1912 aprox. de prostitutas de Storyville.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Los positivó, con un respeto infrecuente entre fotógrafos y mediante la técnica del ennegrecimiento directo, todo un prodigio, algunas de esta fotografías están dañadas de un modo deliberado para que no se pudiese identificar a las mujeres, en otras se solucionaba esta cuestión con el uso de máscaras y es así como Bellocq nació de nuevo y con él los rostros y los cuerpos de las putas que reinaban en Storyville.

Fueron objeto de una exitosa exposición siendo inmediatamente aclamadas por su intensidad y belleza únicas y se realizó una publicación titulada “Bellocq : photographs from Storyville, the red-light district of New Orleans”.

En 1978 la historia de EJ.Bellocq y los burdeles de Storyville fue llevada al cine con el titulo de Pretty Baby, interpretada por  Brooke Shields, Keith Carradine, Susan Sarandon, en los principales papeles.La_peque_a-593977740-large

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s